El Bäderviertel (barrio de los balnearios)

Cupola room in the Kaiserin-Augusta-Bad around 1895; Overview of the spa quarter, town map 1902 / 1903

La prohibición en 1872 de los juegos de azar en el Imperio Alemán llevó a Baden-Baden a un nuevo posicionamiento. La cosmopolita ciudad de moda se transformó en una ciudad balneario, y en el último cuarto del siglo XIX se alzó el Bäderviertel o barrio de los balnearios muy cerca de las fuentes termales.
En este barrio se construyeron costosos palacios balneario, con modernas instalaciones terapéuticas. El primer ejemplo de estos edificios fue el Friedrichsbad, inaugurado en 1877. El famoso Mark Twain, que visitó el balneario al año siguiente, certificó que en ese lugar se podían tomar todos los tipos de baños inventados hasta el momento.

Muy cerca del Friedrichsbad se construyó entre 1890 y 1893 su contrapartida urbanística: el Kaiserin-Augusta-Bad, concebido como balneario femenino. Su equipamiento decorado con mármol y porcelana de Faenza superaba incluso al del Friedrichsbad.

Al contrario que los lujos baños, el Landesbad, inaugurado en 1890, era accesible a más clases sociales aunque con un programa terapéutico mucho más limitado. Al lado del Landesbad (hoy llamado ACURA Rheumazentrum) se construyó en 1899 el Inhalatorium, donde se trataban enfermedades respiratorias. Hoy en día su lugar lo ocupan las Termas de Caracalla. En la plaza delante del Spitalkirche, un hospital eclesiástico medieval, completaba el Bäderviertel su oferta terapéutica con una casa de terapias con barros o Fangohaus.
Durante la remodelación del Bäderviertel se suprimió en los años 60 del siglo pasado gran parte de la estructura histórica para convertirlo en una zona termal actual rodeada de zonas verdes. El Kaiserin-Augusta-Bad, la Fangohaus, el Inhalatorium y parte del Spitalkirche fueron pues derruidos.

Vista del Kaiserin-Augusta-Bad desde la Steinstraße, a la izquierda el Friedrichsbad en 1910; Vista exterior del Inhalatorium en 1906

© Stadtmuseum/-archiv Baden-Baden